Mademoiselle Lenormand

Mujeres borradas

Marie Anne Adelaide Lenormand, Mademoiselle Lenormand
Acrílico y pan de oro sobre papel Kraft
2,80 x 1,20 m.

Conocí a Lenormand gracias a una alumna que usaba su Tarot para adivinar. Lo compré, una baraja de 36 cartas con iconografía propia, y empecé a estudiarla.

Una mujer fantástica que no siempre sale en los libros de historia del Tarot y que debería tener un lugar prominente como pitonisa de gente ilustre. Los franceses la tienen en una alta estima. Su vida es fascinante, sus padres, comerciantes de tejidos, la internaron en un convento donde ella empezó a adivinar el futuro de las monjas. Aquello se le hacía pequeño y huyó del convento, con 18 años, rumbo a Paris, donde abrió una librería con consultorio de adivinación incluido. Eran los tiempos revueltos de la Revolución. Predijo la muerte de Robespierre y Marat. Fue encarcelada en varias ocasiones, pero siempre liberada. En una de sus estancias en la Bastilla conoció a Josefina, casada entonces con el vizconde de Beauharnais. Le predice que quedará viuda, este buen señor fue decapitado durante el Terror, y le augura que conocerá a un joven soldado con el que se casará y llegará a lo más alto. Y así fue. En 1814 cierra el consultorio dedicandose a escribir. Publica más de una docena de libros. Nunca se casó, no tuvo hijos, pero si varios compañeros. A su muerte es enterrada en Père- Lachaise, donde Francia entierra a sus ilustres ciudadanos. Una de sus alumnas publica este Tarot que lleva su nombre, Le Petite Lenormand. Hay una biografía suya autorizada por su familia.

Una amiga mía dice que detras de todo gran hombre hay una gran mujer y detras de toda gran mujer, un perro, en este caso un gato… ¿Serán los hombres capaces de apoyarnos igual que los hemos apoyado durante centurias?

Sobre el fondo unos trazos de la carta astral de Napoleón y la mano de Josefina, de su baraja salen los iconos fascinantes de la adivinación de Le Petite Lenormand, el ancla, los peces, la cruz… ¿El buho de la sabiduria, o mensajero de la muerte?

Para pintarla he utilizado los retratos y grabados que de ella se conservan y que no guardan parecido entre si, pero para su rostro he optado por la miniatura hecha por otra artista femenina, Philiberte Ledoux.

Marie Anne Lenormand también fue un personaje denostado, la bruma que persigue a la magia tildada de superstición es alargada, a menudo alimentada por la ignorancia de sus propios practicantes. La magia es parte de la humanidad, y a menudo, dado que los hombres se han adueñado de la jerarquía religiosa, es el único rincón de práctica de una espiritualidad libre. El Tarot, nace en torno a un personaje fascinante, Manfreda Visconti, papisa del culto de Santa Guglielma, mujer que anunciaba una iglesia regida por mujeres. Si la Iglesia quisiera dar un espaldarazo real a las democracias occidentales, debería democratizarse.

Mujeres borradas. Esto te podría pasar a ti.

Wollstonecraft, Lavoisier, Lenormand

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s